Gastón Rebagliati, Diego Boyadjian

Texto Publicado en Arqa.com

En el marco de la cursada 2014 de la materia Arquitectura, mejor conocida como Diseño, de la cátedra Solsona-Ledesma de la FADU-UBA se realizó una consulta online entre los alumnos de todos los niveles obteniendo un muestreo de 320 estudiantes.

 

La mirada cómplice
FADU UBA
Si bien se trata de una muestra pequeña la cual no llega a representar a la totalidad de la FADU, refleja el pensamiento de algunos alumnos del turno mañana en una asignatura central de la carrera. Las consultas abordan temas académicos, algunos socioeconómicos y también de costumbres urbanas.
Transporte
Los terrenos de Ciudad Universitaria fueron asignados en 1958 a las facultades más postergadas con el objeto de brindarles un espacio adecuado para sus requerimientos funcionales. Esto resultó en una aglomeración de facultades y estudiantes en un sector alejado y poco desarrollado de la ciudad. Es por esto que históricamente la Ciudad Universitaria fue un área de difícil acceso, desconectada y rodeada de agua, autopistas y campos deportivos, e l estadio River complica esta situación aún más, la falta de concreción del subterráneo es otra deuda pendiente para este sector de la ciudad. En la película argentina Moebius de 1996 dirigida por Gustavo Mosquera, la red de subterráneos llega al subsuelo de los pabellones, estación “Ciudad Universitaria”, este es el único registro que tenemos los porteños del tan anhelado proyecto.
Una posible mejora sea tal vez el acceso y las playas de estacionamiento que el GCABA pueda implementar en breve. Sin dudas la movilidad representa uno de los temas de mayor interés entre los alumnos. Si bien el Gobierno Nacional está terminando la nueva estación de tren, la accesibilidad sigue siendo un tema pendiente de soluciones integrales y estructurales. Entendiendo esto tal vez no sorprenda que el 39% de los encuestados responda que utiliza el automóvil para ir a estudiar mientras que el 55% lo hace en colectivo y el 5% en tren. Solo el 1% usa la bicicleta.
Para revertir la tendencia en aumento del uso vehículo particular habría que resolver ciertos aspectos particulares de un alumno de la FADU. Debería implementarse algún sistema para disminuir la necesidad de transportar maquetas y materiales en un sistema de transporte público colapsado. Promover el trabajo intensivo en los talleres y el uso de lockers individuales podrían ayudar en este sentido.
Público/Privado
Otro dato que ha cambiado en los últimos años es la gran cantidad de estudiantes que provienen de colegios secundarios privados: 53%, mientras que sólo el 13% viene de colegios secundarios públicos sin aportes privados, franja que año a año se hace más pequeña. Este dato tal vez permita entender algunas preferencias de los alumnos a la hora de corregir sus proyectos. El 59% piensa que la corrección individual en mesa es la más adecuada, mientras el 5% prefiere las evaluaciones colectivas tipo en chinchada, el 36% restante valora ambas por igual.
Esta preferencia por las correcciones individuales podría explicarse analizando las diferencias entre la enseñanza en los colegios secundarios privados donde la personalización pareciera ser mayor respecto de los colegios públicos donde la masividad demanda una mayor participación del alumno. Sabemos que este esquema más personalizado es parte de una tradición en los talleres de nuestra universidad ya que establece una relación más directa con el alumno pero que no convive bien con la realidad de una universidad pública y masiva. En contraparte la “enchinchada” o corrección grupal, no sólo expone al alumno a explicar públicamente su proyecto sino que lo obliga aprender de las correcciones de sus compañeros y de las problemáticas proyectuales ajenas, instancia que sin duda resulta más enriquecedora que una evaluación individual la cual limita al alumno a resolver solamente su proyecto.
Una carrera cara
Siempre se habla de arquitectura como una carrera que tiene un alto costo económico ya sea por los materiales utilizados durante la cursada como por los costos de las entregas finales. Consultados acerca de esto el 86% coincide en que las entregas podrían ser menos costosas sin comprometer la calidad de la representación, está claro que los alumnos no quieren perder calidad en sus trabajos terminados, incluso las exposiciones de final de
curso no sólo son una tradición en FADU sino que es la instancia que destaca el trabajo de cada alumno y demuestra el esfuerzo realizado. Un tema muy actual que se desprende de esto es la posibilidad de generar entregas digitales. El 57% coincide que la entrega podría ser parte en formato digital y otra parte física, aunque el 31% considera que deberían ser sólo digitales y ser proyectadas para la evaluación. El 12% restante opina que deberían ser 100% físicas. Sin embargo, a pesar de lo expresado anteriormente el 83% asegura no tener dificultad económica para afrontar los gastos de la cursada y el 77% no considera que deba recibir algún tipo de beca o ayuda económica por parte de la universidad. Sólo el 17% expresa tener dificultades económicas para desarrollar la cursada con normalidad.
Es decir el debate acerca de las entregas digitales no está solamente vinculado a un tema económico, sino a una revisión de las técnicas de
representación y entrega. El formato digital es en verdad más cómodo y menos costoso para el alumno, pero ¿esta nuestra facultad preparada tecnológicamente para corregir un gran número de trabajos entregados de forma digital?
Como diseñar
De las respuestas obtenidas se vislumbra que los alumnos aún no han adoptado del todo los métodos digitales como herramientas proyectual. Si bien el 96% expresa que el modelo digital lo ha ayudado a una mejor comprensión del proyecto y del espacio, solamente el 7% lo utilizaría como única herramienta de diseño. El 31% sigue prefiriendo la maqueta física y el 62% opina que las dos se complementaron a la hora de proyectar. Cabe remarcar que la FADU, al igual que muchas escuelas de arquitectura, tiene una gran tradición en la producción de maquetas, incluso cuenta con un museo de maquetas dentro de la facultad. Hoy en día las nuevas aplicaciones resultan cada vez más fáciles e intuitivas compitiendo con los modelos físicos, el Autocad ya no es la única herramienta digital en los talleres de diseño pero sí el más popular ya que el 75% lo sigue eligiendo. Un 16% de los encuestados usa Revit y un 7% ArchiCad y sólo un 3% usa Rhinoceros. A la hora de elegir una aplicación para modelado digital, el 3D Max de AutoDeskocupa el 36% y nuevos programas como el SketchUp con el 28%, el Revit con el 15% y ArchiCad con el 6% completan las elecciones. Resultan ser los programas de modelado integral e intuitivo los más usados.
Investigación
Recientemente la FADU desarrolló diversos canales para promover procesos de investigación dentro de los talleres de proyecto en equipos de trabajo conformados por docentes y estudiantes. Seguramente este proceso que pretende reforzar las prácticas de investigación durante la cursada de grado será lento pero el alumno intuye su importancia. Eso se concluye al observar el alto porcentaje de alumnos que expresan querer participar de un proyecto de investigación que implique más horas de dedicación: 64%. Parecería que estas prácticas motivan una mayor dedicación a las materias proyectuales ya que el 50% dice dedicarle un promedio de dos horas diarias a la asignatura, el 17% menos de una hora diaria. Tan sólo el 33% dedica más de 2 horas diarias a la materia de mayor cargahoraria de la carrera. Si esta voluntad de incorporar la investigación a la cursada prospera habrá que pensar un sistema acorde al tiempo adicional que pueden los alumnos de los distintos turnos dedicar. Es sabido que el turno nocturno recibe la mayor cantidad de inscripciones de los alumnos que trabajan durante la carrera. En el turno mañana eso no parece ser un problema ya que sólo el 44% ha trabajado durante el año 2014 y sólo el 17% ha experimentado alguna dificultad económica para desarrollar la cursada.
No todo es arquitectura
En cuanto a las costumbres sociales y educación no formal el 88% domina un segundo idioma y el 79% desarrolla actividades fuera de la
arquitectura tales como pintura, escultura, teatro, danza, música, escultura, fotografía, dibujo y cine y el 32% no dedica tiempo a otras actividades fuera de los estudios. La lectura no parece ser una actividad complementaria ya que el 53% expresa no dedicar tiempo a leer textos no exigidos por las
asignaturas de la carrera.
Publicaciones preferidas
En cuanto a las publicaciones específicas, a la hora de elegir mencionan a la revista summa + como la más consultada con el 28%, le siguen Plot, El Croquis, 1:100, Clarín ARQ con el 8%, Arquitectura Viva con el 3% y la Revista SCA con el 2%. Pero sin dudas la Web resulta ser la mayor fuente de consulta, 74% de los encuestados dice que internet es su principal medio de consulta mientras que el 15% lo hace en revistas, el 6% en redes sociales y
sólo el 3% se acerca a los libros. Solo el 2% está suscripto a una publicación. Las plataformas como arqa.com facilitan el acceso a la información
según los estudiantes.
Obras y Arquitectos referentes
Finalmente se han consultado qué obras de arquitectura son sus principales referentes. Dentro de las obras internacionales la más elegida es la Ville Savoye con el 15,67%, le siguen el pabellón de Barcelona con el 13,82%, la casa Farnsworth con el 11,52%, la casa de la cascada, el Centro Pompidou y el Guggenheim de Bilbao con el 7,37%, La Sagrada Familia, el Guggenheim y el MoMA de Nueva York rondando en el 6%. En el panorama nacional los elegidos son la Biblioteca Nacional de Testa con el 19,57%, la casa Curutchet con el 15,29%, el banco de Londres con el 14,98%, la casa del puente 12,23%, el edificio YPF 7,95% y el Malba 6,12%, le siguen la fundación Proa, el museo Xul Solar, el Edificio Kavanagh, el Teatro General San Martín, el Edificio Altamira, la Torre IBM y el Teatro Colón.
Los arquitectos referentes resultaron ser Mies van der Rohe con el 17,6% de las preferencias, le siguen Mendes da Rocha con el 10,4%, Rem koolhaas 9,6%, Le Corbusier 9,2%, SANAA, F. Ll. Wright y Foster con el 8,8% y en menor medida H&M, Alvaro Siza, Clorindo Testa, Oscar Niemeyer y Angelo Bucci con el 4,4%.
Diego Boyadjian y Gastón Rebagliati son arquitectos y docentes de la FADUUBA en el taller Solsona-Ledesma.